Gobierno de China contra manifestantes en Hong Kong.

La posible aprobación de un proyecto de ley que permita la extradición desde Hong Kong hacia China continental, dio pie al desarrollo de una serie de protestas en Hong Kong donde los manifestantes han sido víctimas de las estrategias de las autoridades. Estrategias destinadas a ejercer control sobre quienes exigen la anulación de esta ley, defendiendo la libertad y la democracia en este territorio.

Una de las herramientas ha sido utilizar cámaras de reconocimiento facial, con el objetivo de localizar e identificar a los manifestantes, quienes han recurrido al uso de apuntadores láser y pintura en spray para impedir que las cámaras de seguridad puedan identificarlos y que las autoridades tomen represalias en su contra.

Por otro lado, las autoridades chinas se centraron en otra estrategia: utilizar cuentas de Twitter y Facebook para dividir a los manifestantes y deslegitimar las protestas en Hong Kong. Es importante mencionar que el uso de estas redes sociales está prohibido por el gobierno de China, por lo que el uso de estas cuentas fue gracias a la utilización de VPN.

Twitter afirmó haber identificado cómo un conjunto de cuentas se coordinaba para difundir mensajes sobre estas manifestaciones, una operación respaldada por el Estado de China. Suspendieron 986 cuentas y un total de 200.000 antes de que llegaran a estar realmente activas.

Por su parte, Facebook anunció la desaparición de siete páginas, tres grupos y cinco cuentas que se vinculaban a personas asociadas al gobierno de Pekín, el jefe de las políticas de ciberseguridad de la red social, Nathaniel Gleicher, señaló que más de 15.000 cuentas seguían las páginas que fueron suspendidas de su plataforma.

Para mayor información haz clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *